Razones por las que es mejor utilizar lentes de contacto

Razones por las que es mejor utilizar lentes de contacto

¿Quieres comprar lentes de contacto? ¿Utilizas lentes de armazón para corregir la miopía, la hipermetropía u otros problemas de visión? ¿Interfieren tus lentes tradicionales en tu actividad diaria? ¿Has probado utilizar otra opción como los de contacto?

Estudios señalan que en México, 7 de cada 10 personas utilizan lentes que son de contacto, así que ¿todavía te preocupa probarlos? Entonces el artículo de hoy es ideal para ti. Sigue leyendo para conocer cinco razones de peso para usar este tipo de lentes.

 

1. Movimiento cómodo

Los lentes de contacto ofrecen una serie de ventajas si llevas un estilo de vida activo. Cuando haces ejercicio, los lentes de armazón pueden resbalarse si te suda la cara o te mueves demasiado.

Si practicas deportes de contacto, las gafas son más susceptibles de sufrir daños. Incluso el simple hecho de inclinar la cabeza hacia abajo puede hacer que las gafas se deslicen por la nariz. Seamos sinceros, no hay nada más frustrante que intentar ponerse de lado mientras se llevan las gafas.

 

 

Lentes de contacto para hacer ejercicio

 

 

2. Condiciones climáticas

Si llevas lentes tradicionales, seguro que estás familiarizado con el vaho. Es lo que cubre tus gafas cuando sales a la calle en un día húmedo. También es un problema cuando hace frío y entras en una habitación con calefacción después de haber estado al aire libre.

Con los lentes de contacto, esto no será nunca un problema. Aparte, este tipo de lentes también son mejores para la lluvia, ya que no se mojarán con ella. En todo tipo de inclemencias del tiempo, los lentes que son de contacto garantizan que nunca pierdas el sentido de la visión.

 

3. Facilidad para usar lentes de sol

Probablemente estés pensando que hay lentes de sol que son graduadas y que puedes usar, y estás en lo cierto. Sin embargo, las gafas de sol graduadas pueden ser realmente caras. Además, tendrás que lidiar con la molestia de cambiar entre las gafas de sol y tus gafas normales.

 

4. Mayores gastos y seguridad

Los lentes tradicionales son más caros, debido a que se tiene que pagar el armazón y la mica por aparte, y dependiendo de el o los problemas de saludo visual que tengas, lo más probable es que no quieras invertir en más de un par.

¿Qué pasa si la lente se raya o las pierdes? Puede llevar mucho tiempo pedir un par de repuesto. Los lentes de contacto son mucho más fáciles de mantener.

Ya sea que pidas lentes diarios, semanales o mensuales, cuando una se rasga o la pierdes, son mucho más fáciles de reemplazar.

 

 

lentes de contacto

 

 

5. Limpieza

Por último, el cuidado de este tipo de lentes es fácil y requiere menos mantenimiento.

Las gafas son sensibles a la piel grasa, el maquillaje, la suciedad y los residuos. Además, se emborronan con facilidad. A lo largo del día hay que limpiar constantemente los lentes y el armazón.

Con los lentes de contacto, cada vez que te las quitas, las colocas en un estuche con una solución que se encarga de la limpieza.

 

¿Cómo conseguirlos?

Conseguir lentes de contacto es muy fácil. Lo único que tienes que hacer es concertar una cita con tu oftalmólogo para que ayude. Lo más seguro es que te hará un montón de preguntas sobre tu estilo de vida y tu graduación para determinar cuáles te convienen más.

A continuación, te ofrecerá un par de prueba para garantizar una comodidad y un ajuste óptimos.

 

Si quieres usar lentes de contacto, acude con un profesional de la licenciatura en optometria para que te guíe y te ayude a elegir los adecuados para ti.